Cómo Limpiar los Hierros de la Cocina de Gas

A diferencia de la mayoría de las superficies que se pueden limpiar simplemente con paños de microfibra, las cocinas a gas tienen unas rejillas únicas para limpiar. La grasa y los aceites se adhieren a la superficie del metal y, dependiendo del estilo de rejilla, puede ser frustrante limpiar todos los pequeños rincones y grietas. Afortunadamente, hay varios métodos probados y verdaderos que funcionan cuando se trata de cómo limpiar los hierros de la cocina de gas.

Índice De Contenidos
  1. Cosas que debe saber antes de comenzar
  2. Cómo limpiar los hierros de la cocina de gas
    1. 1. Amoníaco
    2. 2. Desengrasantes
    3. 3. Bicarbonato de sodio
    4. 4. Vinagre
    5. 5. Jugo de limón

Cosas que debe saber antes de comenzar

Cómo Limpiar los Hierros de la Cocina de Gas Las rejillas de tu cocina probablemente sean de hierro fundido, así que trátalas con cuidado para evitar daños. Evita el uso de lana de acero o estropajos metálicos para limpiar.

La mejor opción es combinar un cepillo resistente, una esponja de nailon que no raye o una esponja con un producto de limpieza que restriegue, como un limpiador en polvo o bicarbonato de sodio.

Y no hace falta decirlo, pero si usas productos químicos fuertes (como amoníaco) para limpiar las rejillas, enjuágalas siempre con agua caliente y jabón.

Evita la oxidación secando las rejillas antes de volver a colocarlas en la cocina.

Cómo limpiar los hierros de la cocina de gas

El material único de esta parte de la cocina puede hacer que limpiarlas sea un poco engorroso. Sin embargo, aprender cómo limpiar los hierros de la cocina de gas es una necesidad si queremos mantener toda la estufa en perfecto estado.

Mira También Cómo Limpiar la Plancha del Pelo Cómo Limpiar la Plancha del Pelo

Los siguientes son 5 métodos de limpieza que te ayudarán a mantener los hierros de la cocina limpios en todo momento, no requieren mucho tiempo ni esfuerzo y los materiales que necesitas son de fácil acceso.

1. Amoníaco

Quizás el método más popular cuando se trata de cómo limpiar los hierros de la cocina de gas es el uso de amoníaco. Los vapores son excelentes para eliminar la superficie sucia de una rejilla en el lapso de unas pocas horas.

El amoníaco es muy volátil, lo que significa que a temperatura ambiente su forma líquida se escapa fácilmente al aire. Puedes usar esto a tu favor.

Puedes poner las rejillas en una bolsa de plástico grande con cierre, pero este método es más fácil con una bolsa de basura. Coloca todas las rejillas en la bolsa y agrega 2 tazas de amoníaco. Sella las rejillas y el amoníaco en la bolsa y asegúrate de que esté apretada. La volatilidad del amoníaco significa que los vapores pueden filtrarse fácilmente a través de pequeños agujeros y apestar la casa.

Es importante que las rejillas no estén sumergidas en el amoníaco. Los vapores gaseosos hacen la limpieza, por lo que es importante usar una bolsa grande.

Deja la bolsa en reposo durante aproximadamente 10 a 12 horas. Cuando termines el remojo de humos, simplemente enjuaga las rejillas con agua caliente. La mayor parte de la suciedad gruesa se eliminará fácilmente. Saca tu estropajo para las últimas manchas rebeldes y ya está.

Mira También Cómo Limpiar el Caché de la PC Cómo Limpiar el Caché de la PC

Puede que te interese: Cómo Limpiar el Acero Inoxidable de los Electrodomésticos

2. Desengrasantes

Una suposición común en la cocina es que los desengrasantes deberían funcionar de inmediato pero muchos protestan porque los desengrasantes son ineficaces. Si quieres saber cómo limpiar los hierros de la cocina de gas eficazmente el secreto es dejar que los productos químicos se remojen durante un tiempo.

Los desengrasantes en polvo funcionan mejor en las rejillas de hierro de las cocinas si primero mojas la superficie. El desengrasante descompondrá lentamente la acumulación en la rejilla. Deja que el desengrasante repose durante un mínimo de 15 minutos, pero siéntete libre de dejarlo actuar durante 30 si la acumulación es pesada.

Cualquier desengrasante comercial podría funcionar, pero los desengrasantes de aceite de limón tienden a hacer mejor el trabajo que otros tipos de bases.

3. Bicarbonato de sodio

A diferencia del vinagre, que debe usarse para acumulaciones de grasa más ligeras, el bicarbonato de sodio puede hacer un trabajo real en capas gruesas.

Saber cómo limpiar los hierros de la cocina de gas con este producto es sencillo. Limpia todo lo que puedas con agua tibia y jabón, frotando suavemente cada rejilla una a la vez. Luego moja un poco de bicarbonato de sodio con agua y mezcla hasta que se forme una pasta espesa.

Mira También Cómo Limpiar la Carbonilla del Tubo de Escape Cómo Limpiar la Carbonilla del Tubo de Escape

Aplica esta pasta directamente a los hierros de la cocina. Asegúrate de cubrir todos los huecos pequeños y ocultos en la rejilla. Deja que el bicarbonato de sodio elimine la grasa de la superficie durante unos 30 minutos. Luego, frota con agua tibia.

Al igual que con otros métodos, no debería ser necesario restregar mucho a menos que la acumulación de grasa y suciedad sea muy gruesa. En ese caso, es posible que debas enjuagar y repetir el proceso.

4. Vinagre

Cuando se trata de cómo limpiar los hierros de la cocina de gas, el vinagre es otro material que puede resultar muy útil. El vinagre es excelente para ayudarnos a desprender la grasa pegada en el hierro.

Para usar este método debes encontrar un recipiente lo suficientemente alto y ancho como para remojar las rejillas. Si no tienes uno, puedes hacerlo en el lavaplatos. Mezcla agua y vinagre al 50% en una cantidad suficiente como para poder remojar las rejillas.

Sumerge las rejillas de hierro en esa solución y déjalas remojando unos 30 minutos. Pasado ese tiempo, saca las rejillas y usando un cepillo grueso o una esponja de nailon, friega hasta que los residuos desaparezcan. Finalmente, enjuaga con suficiente agua limpia.

5. Jugo de limón

Cómo Limpiar los Hierros de la Cocina de Gas Los productos ácidos son ideales para cortar la grasa, así que no es de extrañar que el jugo de limón sea un limpiador excelente cuando se trata de cómo limpiar los hierros de la cocina de gas.

Mira También Cómo Limpiar la Nevera por Dentro Cómo Limpiar la Nevera por Dentro

Lo ideal a la hora de usar este método es remojar las rejillas de la cocina para dejar que el ácido haga su trabajo, así que se debe tener paciencia.

Necesitarás tener a mano bolsas plásticas tipo ziplock o parecidas que se puedan sellar completamente y que tengan el tamaño ideal para meter las rejillas en ellas completamente.

Mete las rejillas en la bolsa plástica y agrega jugo de limón suficiente como para que las cubran. Déjalas reposar en el jugo por entre 30 minutos o una hora.

Una vez pasado ese tiempo, sácalas de la bolsa y usando un cepillo fuerte o una esponja, friega para terminar de despegar cualquier residuo o grasa pegada.

Cuando te hayas deshecho de toda la suciedad en todas las esquinas, enjuaga las rejillas con abundante agua.

Aquí los tienes, 5 geniales y funcionales métodos que te enseñarán cómo limpiar los hierros de la cocina de gas. Cualquiera de ellos puede funcionar perfectamente para remover la grasa y la suciedad que puede acumularse en estas rejillas y dejarlas como nuevas sin mucho esfuerzo y sin tener que gastar una fortuna en limpiadores costosos.

Mira También Cómo Limpiar Los Azulejos De La Cocina Para Que Queden Brillantes Cómo Limpiar Los Azulejos De La Cocina Para Que Queden Brillantes

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Más información