Como Curar Un Piercing Infectado En La Oreja

Los piercings son una forma estética de decorar el cuerpo que desde hace años se ha convertido en una tendencia. Sin embargo, si se comete algún error durante el proceso de curación del piercing, pueden presentarse complicaciones que terminan en una infección. Aunque hay muchos géneros de infecciones, la más común es la producida por joyería de acero inoxidable, que suele provocar irritación y enrojecimiento en el área alrededor de la joya. Por suerte, existen algunas herramientas y técnicas que te ayudarán a curar tu piercing infectado en la oreja rápidamente.

Importancia de la limpieza

Una de las cosas más importantes es tener una higiene adecuada. Debes lavar el area infectada dos o tres veces al día con jabón neutro y agua tibia para eliminar bacterias o suciedad; luego dejablo secar con la ayuda de una toalla limpia.

Utilizar solución salina

También puedes preparar una solución de sal para limpiar la zona infectada. Para ello, necesitas mezclar una cucharadita de sal en un vaso con agua y aplicar la mezcla con un algodón, sin frotar. Esta solución te ayudará a reducir la inflamación y a limpiar la zona afectada.

Utilizar un vaselina

Un remedio natural que también puedes probar para curar tu piercing infectado en la oreja es el uso de vaselina. Toma un poco de vaselina biológica y aplícala con un algodón en la zona del piercing infectado. Esto ayudará a desinfectar el área, prevenir la aparición de infecciones y promover la curación.

Evitar algunas actividades

Para que la recuperación sea exitosa deberás evitar algunas actividades, tales como practicar deporte, nadar en piscinas, usar lentes de contacto, usar productos químicos en el cabello o automedicarte. Una vez recuperes la salud del piercing infectado, recuerda no manipularlo con tus manos sin haberlas lavado antes.

Índice De Contenidos
  1. Recomendaciones
  2. Piercing Nariz como curarlo |ME DOLIO!?
  3. Cómo curar un piercing de nariz infectado
  4. ¿Qué síntomas puedo observar si mi piercing de la oreja está infectado?
  5. ¿Se recomienda lavar diariamente el piercing con agua y jabón para prevenir una infección?
  6. ¿Cómo mantener un piercing limpio para evitar que se infecte?
  7. ¿Cuáles son los tratamientos más recomendados para curar una infección en el piercing de la oreja?
  8. ¿Debería evitarse poner relojes o pulseras cerca del piercing para prevenir infecciones?
  9. ¿Cómo acelerar el tiempo de sanación de un piercing infectado?
  10. ¿Es obligatorio usar buenos materiales (por ejemplo, anillos o abrazaderas) para prevenir una infección de piercing de la oreja?
  11. Conclusión

Recomendaciones

    Piercing Nariz como curarlo |ME DOLIO!?

    Cómo curar un piercing de nariz infectado

    ¿Qué síntomas puedo observar si mi piercing de la oreja está infectado?

    ¿Se recomienda lavar diariamente el piercing con agua y jabón para prevenir una infección?

    Sí, lavar el piercing diariamente con agua y jabón es una de las mejores formas de prevenir una infección. Mucha gente piensa que esto es innecesario, sin embargo, hay muchos factores que pueden contribuir a la propagación de bacterias que pueden causar una infección. Además, muchas personas no se dan cuenta de que el agua y jabón son una forma muy eficaz de eliminar agentes patógenos y proporcionar un mantenimiento adecuado para el área del piercing.
    El agua y el jabón aseguran la limpieza profunda y adecuada del área alrededor del piercing. Esto ayuda a disminuir las posibilidades de contraer una infección. Una buena práctica recomendada por los expertos es lavar el área del piercing con agua y jabón al menos dos veces al día y después de cada baño.

    Es importante recordar que hay algunos tipos de jabón específicos para usar en esta área del cuerpo. Los jabones más recomendados son los jabones líquidos libres de perfume, ya que son menos irritantes para el área. Al lavar el piercing con este tipo de jabones, es importante hacerlo suavemente para evitar dañar la zona. Debe frotar el jabón con un movimiento circular para asegurarse de limpiar la herida y la zona circundante. Una vez que el jabón se utiliza para lavar toda la área, se debe enjuagar con abundante agua tibia y asegurarse de que se remueve todo el jabón. Debe repetirse la misma operación varias veces hasta que el agua sature completamente la zona del piercing.

    Es importante tener en cuenta que, en ningún caso, se deben usar desinfectantes, alcohol u otros productos químicos alrededor del piercing, ya que pueden causar irritación e inflamación, lo que aumenta el riesgo de contraer una infección. Por lo tanto, es recomendable lavar el piercing con agua y jabón líquido libre de perfume y evitar cualquier producto a base de alcohol que pueda dañar el tejido.

    En definitiva, lavar el piercing con agua y jabón es una forma eficaz y fácil de prevenir una infección. Una buena práctica consiste en lavar el área al menos dos veces al día y después de cada baño y utilizar jabones libres de perfume. Si se siguen estos consejos, se minimizarán las posibilidades de contraer una infección.

    ¿Cómo mantener un piercing limpio para evitar que se infecte?

    Es esencial mantener un piercing limpio para evitar que se infecte. La zona alrededor del piercing debe ser lavada con agua y jabón antibacterial 2 veces al día. Esto eliminará las bacterias presentes en la zona. Los movimientos circulares suaves durante el lavado son suficientes para limpiar la zona. Un cepillo de dientes antiguo y suave debería usarse para limpiarlas partículas de pus, que pueden formarse, sin dañar la piel. Seguidamente, se deben secar pacientemente con toques suaves de gasa o toalla suave. Se recomienda evitar la utilización de pañuelos desechables o toallas ásperas ya que pueden irritar la herida.

    Puedes añadir peróxido de benzoílo para ayudar a prevenir la infección, debido a que este desinfecta la herida sin quemarla. Aplicar 2 veces al día, con un algodón limpio y no frotar. No tapar el piercing con una curita ya que puede provocar el crecimiento de bacterias en el mismo.

    El uso de líquidos especialmente diseñados para cuidar el piercing es una excelente alternativa para el mantenimiento de éstos. Estos líquidos contienen sustancias que reducen el riesgo de infección, evitando al mismo tiempo el enrojecimiento de la piel que puede ser causado por irritantes externos. El uso de una solución salina para su limpieza es también una buena opción, ya que los iones de sodio en ella contribuyen a desinfectar y evitan el crecimiento de bacterias.

    Es imprescindible evitar tocar el piercing con los dedos, sobre todo si no han sido previamente limpiados. Así mismo, hay que evitar concentrarse mucho tiempo todos aquellos objetos o productos que no sean para el mantenimiento del piercing.

    Otra buena indicación es controlar constantemente la apariencia de éste para descubrir el inicio de cualquier infección que pueda aparecer. Si aparecen síntomas como enrojecimiento, hinchazón, dolor intenso, secreciones purulentas, etc., es mejor acudir al médico para tratar a tiempo la desagradable situación.

    ¿Cuáles son los tratamientos más recomendados para curar una infección en el piercing de la oreja?

    Si tienes una infección en el piercing de la oreja es necesario que acudas a un especialista para que te recete un tratamiento correcto. No intentes autocurarte, pues la infección puede agravarse si no recibes asistencia profesional. Los tratamientos más recomendados para curar una infección en el piercing de la oreja varían dependiendo de la gravedad de la misma, sin embargo los principales tratamientos que se seguirán siempre son los siguientes:

    • Limpieza y desinfección de la zona: esta limpieza se realizará con una solución salina suave, que tendrá que ser aplicada directamente en el área para limpiar los residuos y desinfectar la zona, evitando así una posible propagación de la infección al resto del cuerpo.
    • Antibióticos: en algunos casos se recurrirá al uso de antibióticos tópicos o orales, pero únicamente cuando el problema es de tipo grave y requiere un tratamiento más intenso.
    • Hidrocortisona: este medicamento reduce la inflamación, dolor y picazón, siendo uno de los mejores tratamientos para calmar molestias causadas por la infección.
    • Remedios caseros: existen algunos remedios caseros para aliviar las incomodidades relacionadas con una infección en el piercing de la oreja. Por ejemplo, aplicar gotas de limón, vinagre, aceite de árbol de té, entre otros. Sin embargo, es importante destacar que estos remedios no curan la infección, sino que únicamente la alivian temporalmente.

    En general, si tienes una infección en el piercing de la oreja, procura no hacerlo peor tocándolo e intentando autocurarte. Acude a un profesional para que determine el grado de la infección y te recomiende el tratamiento adecuado.

    ¿Debería evitarse poner relojes o pulseras cerca del piercing para prevenir infecciones?

    Sí, es recomendable evitar poner relojes o pulseras cerca del piercing para prevenir infecciones. Esto se debe a que este tipo de accesorios pueden restringir la zona del piercing y dificultar la limpieza adecuada de la zona, pudiendo ser propiciadoras de infecciones y hasta provocar alguna reacción alérgica. De hecho, poner un reloj o una pulsera cerca del piercing puede impregnar el área del cuerpo con los residuos de metal de la joyería.

    Las creencias populares sobre los peligros de los relojes cerca de un piercing son infundadas e incluso a veces, exageradas; pero la realidad es que los objetos sólidos contraídos con un piercing pueden causar problemas. Si bien no hay problema en usar relojes o pulseras si tienen un buen diseño y no están en contacto directo con el piercing, lo mejor es evitarlos por completo para prevenir mayores daños.

    Un piercing debe tener una protección extraida para evitar eventuales irritaciones, empezando por mantenerlo alejado de los relojes o pulseras. Además, se recomienda desde la colocación del piercing cuidarlo de la forma correcta para prevenir infecciones. Es fundamental que se lave con agua y jabón neutro diariamente, se enjuague con suero fisiológico y se seque con toalla limpia y seca. También se aconseja evitar compartir accesorios como gomas, toallas, etc., lo que también vale para los relojes y las pulseras.

    Es importante recordar que cualquier molestia en la zona afectada por el piercing debe alertar y consultar con un profesional. Si se controla adecuadamente la limpieza de la zona afectada y ésta se mantiene alejada de objetos sólidos como relojes o pulseras, los profesionales estarán tranquilos acerca de la salud de la persona y podrán disfrutar sin problemas del piercing.

    ¿Cómo acelerar el tiempo de sanación de un piercing infectado?

    Acelerar el tiempo de sanación de un piercing infectado es una situación que preocupa a muchos, pero con los siguientes consejos podrás estimular la cicatrización y así tener en poco tiempo tu piercing recuperado.

    Limpiar e higienizar: la limpieza es primordial para acelerar el proceso de curación de un piercing infectado. Con una solución fisiológica o antiséptico, se debe hacer una limpieza diaria (2-3 veces al día) para eliminar de forma segura los desechos y bacterias.

    No mover el piercing: Cuando el piercing está infectado, se recomienda no tocar o mover el joyel para evitar que la infección empeore y pueda extenderse. Mientras el piercing está en recuperación, se debe minimizar su uso, ya que el movimiento puede interferir en la curación del piercing.

    Mantenerse hidratado: El líquido ayuda a limpiar de manera natural el área afectada. Se recomienda tomar más líquidos como infusiones de hierbas, tés y frutas, para eliminar las toxinas del cuerpo y mejorar el sistema inmunitario, así como también beber abundante agua para mantener una correcta hidratación.

    Aplicar compresas calientes: Uno de los métodos indicados para acelerar el tiempo de curación es la aplicación de compresas de agua tibia sobre el piercing afectado. Esta opción ayuda a limpiar la zona, así como reducir los síntomas como inflamación y dolor.

    Utilizar tratamientos tópicos: Existen algunos productos que se encuentran disponibles en farmacias para aliviar los problemas relacionados con piercings infectados. Estos productos contienen aceites esenciales, lo cual ayuda a disminuir el dolor y a controlar la infección.

    Tomar vitaminas: Durante el proceso de sanación del piercing es importante aumentar la dosis de vitaminas A, C y D. Estas vitaminas ayudan a estimular el sistema inmunitario, así como estimular la formación de colágeno, que es la encargada de formar la cicatriz y sellar la herida.

    Elevar el piercing: Para aliviar los síntomas provocados por el piercing infectado, se recomienda usar una mascarilla con pasta de dientes para elevar el piercing y evitar el contacto con las demás partes de la boca.

    Siguiendo estos consejos podrás estimular el proceso de curación de tu piercing, así como reducir la posibilidad de infectarse de nuevo. Tomar en cuenta estos tips ayuda a mejorar significativamente la recuperación en poco tiempo.

    ¿Es obligatorio usar buenos materiales (por ejemplo, anillos o abrazaderas) para prevenir una infección de piercing de la oreja?

    Conclusión

    Curar un piercing infectado en la oreja no es una tarea sencilla, pero sí es algo que se puede encarar de manera eficaz. Para lograrlo, hay que estar atento a todos los cambios que se producen en el área y mantener una higiene adecuada. Esto incluye la limpieza regular de la herida con agua tibia y jabón neutro, el uso de una solución antiséptica, el uso de compresas calientes para controlar el dolor, así como el uso de productos específicos para la zona que contengan ingredientes tales como aceite de coco, tea tree o propóleo, ya que ayudan a reducir la inflamación y calmar el dolor. Finalmente, es importante evitar toques innecesarios en el zona, duchas con agua caliente y usar ropa holgada durante el proceso de curación. Si se sigue estas recomendaciones, se podrá curar el piercing infectado en la oreja de manera segura y efectiva.

    ►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER...

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Más información