Maestría En Gestión de Proyectos. Qué Es, Tipos, Duración, Dónde Estudiar Y Más

¿Qué es una Maestría en Gestión de Proyectos?

La Maestría en Gestión de Proyectos es un programa de estudios, clasificado dentro del área de posgrados, realizado por profesionales de las empresas, para la formulación, administración, diagnóstico, análisis y realización de proyectos que permitan solucionar uno o varios problemas determinados, a través de planes y propuestas correctamente elaboradas.

En ese sentido, la gestión de proyectos se considera como una disciplina que se encarga de analizar y distribuir los componentes que forman las propuestas o proyectos, para emprender una acción, o realizar un producto o servicio, que contribuya con la solución de problemas existentes, generalmente en el área de las empresas y organizaciones.

Los beneficios de estudiar una Maestría en Gestión de Proyectos, se deben a que, el programa aporta todas las herramientas fundamentales, para que profesionales pueda liderar grupos de trabajos correctamente conformados, para que conjunto, diagnosticar las distintas problemáticas existentes, y ofrecer soluciones concretas y específicas a través de proyectos, que son elaborados, generalmente, en un lapso de tiempo determinado.

Todo sobre Maestría en gestión de proyectos

¿Para qué sirve una Maestría en Gestión de Proyectos?

Los proyectos tienen la función particular de solucionar problemas concretos. Sin embargo, existen diversos elementos que son esenciales para llevar a cabo cualquier propuesta, que van a depender de los tipos de proyectos existentes y sus finalidades. En ese sentido, estudiar una Maestría en esta área sirve para:

Diagnostica problemas existentes

Toda empresa tiene problemas, pero la mayoría no es consciente de ello. Incluso, algunas que sí lo son, suelen obviarlos porque no saben solucionarlos, o no cuentan con los fondos para hacerlo. La solución está en una buena gestión de proyectos empresariales, un equipo que permitirá realizar un análisis de toda la situación interna de la empresa, para detectar las debilidades y proponer respuestas en base a realidades concretas.

Construye un camino a seguir

La gestión de proyectos empresariales actúa como una brújula que indica el camino según la gravedad. Aunque, en estos casos, no se trate de leyes físicas, sino de problemas. Por ello, el profesional en esta área tiene la tarea de descubrir cuáles son los conflictos ocasionados, y luego proponer soluciones específicas. En varias ocasiones, pueden resultar diversos proyectos del análisis, pero todos irán encaminados, directamente, a la disipación del conflicto.

Incrementa la satisfacción de las empresas

Ninguna empresa quiere fracasar. Esta es una realidad un tanto obvia –y evitable– gracias a la gestión de proyectos. Sin embargo, muchas veces los problemas están a la luz del día: baja productividad, poca demanda, inversión ausente, entre otros factores que contribuyen a la desestabilización de las organizaciones. Por ello, cuando un Magister propone soluciones, y estas resuelvan los problemas de raíz, las empresas estarán tan satisfechas, que probablemente aperturen un departamento dirigido a los proyectos empresariales. ¡Si, si sucede!

Permite aprender de las experiencias

Claro está que, la mejor forma de crecer profesionalmente es fracasando. Enserio. Los estudios aportan todas las herramientas para defenderse de los problemas, pero muchas veces estos son más fuertes, y es importante aprender cuáles son sus debilidades para poder contraatacarlos, una oportunidad que sólo brindará la experiencia.

Aumenta la competitividad

Lo bueno de ser profesionales, es que las personas pueden contar con cierto prestigio, ganado por su trayectoria y por los conocimientos adquiridos. Pero en el área de los proyectos empresariales, los éxitos estarán determinados por el trabajo constante y la planificación rigurosa, una oportunidad idónea para que todos muestren de que están hechos. Además, la misma empresa se convierte en más competitiva en el mercado, porque con los problemas resueltos, el trabajo incrementará.

Ayuda a expandir los negocios

La gestión de proyectos no solo determina problemas, sino que aporta soluciones, detectadas en base a ciertas debilidades que pueden deberse a la inclinación de la empresa. Por ejemplo, un proyecto empresarial podría ser un cambio de producto ofrecido, o, una mixtura entre varios de ellos, lo que le permitirá alcanzar otros horizontes e incursionar en nuevos mercados, donde probablemente existan mayores oportunidades de avanzar.

Facilita la flexibilidad de las organizaciones

Los mercados cambian constantemente, sobre todo en los tiempos del internet, donde las tendencias determinan las demandas en el mundo. Por ello, un equipo dedicado a la gestión de proyectos podrá analizar esos cambios para adaptarse constantemente a ellos, ya sea en un esfuerzo por aumentar la productividad, o para llegar a nuevos sectores y captar más clientela.

Expande la cantidad de producción

Cuando aparecen problemas, la productividad se disminuye constantemente. Principalmente si estos no se solucionan a tiempo. Por ello, un buen proyecto empresarial permitirá determinar cuáles son esos conflictos para proponer acciones que contribuyan a incrementar la producción. De hecho, es posible proponer proyectos sin que existan problemas, sino oportunidades de expandirse.

Desarrolla un grado de calidad en la producción

También son detectables las deficiencias en cuanto a la calidad de la producción, y del trabajo claro está. Un proyecto empresarial podrá formular propuestas que permitan aumentar la calidad de la producción, y esto puede hacerse determinando la clase de materia prima utilizada, o la utilización de fórmulas mucho más precisas.

Lee: Curso De Azafata. Cuánto Dura, Donde Se Puede Hacer Y Más

¿Quién puede estudiar una Maestría en Gestión de Proyectos?

Las Maestrías son programas de estudios clasificados dentro de la categoría de posgrados, lo que significa que sólo se pueden realizar luego de obtener “un título de grado” es decir que, únicamente los profesionales graduados, y luego de obtener una licenciatura, pueden comenzar a estudiar una Maestría en Gestión de Proyectos.

Por otro lado, los posgrados son programas vinculados según el área de estudio, por lo que es fundamental que los grados previos tengan relación directa con el tema de la maestría. Por ello, los Licenciados en administración de empresas, contaduría pública, talento humano o afines, son los expertos idóneos para convertirse en Magister.

Además, algunas universidades exigen ciertos requisitos extras, como la realización de una especialización vinculada, o la comprobación de estudios a través de pruebas de admisión, e incluso, si se trata de casas de estudios extranjeras, pueden ofrecer el beneficio de revalidas, basado en el reconocimiento de las materias o estudios vinculados con los ofrecidos por sus programas particulares.

Tipos de Maestrías en Gestión de Proyectos

Existe una serie de Maestría en Gestión de Proyectos, basada en las inclinaciones que puedan tener, y los distintos tipos de campos en los que se puedan realizar las propuestas, según fines y funcionalidades particulares. En ese sentido, las siguientes maestrías pueden responder a menciones y especializaciones complementarias.

Diseño

El diseño de proyectos depende exclusivamente del diagnóstico, una etapa inicial en donde se analiza, detecta, descubre y diagnóstica cuáles son los problemas existentes, para luego diseñar un proyecto acorde a las necesidades requeridas. Esa maestría está en la capacidad de diseñar cualquier propuesta de manera atractiva, para que los clientes puedan determinar sí son factibles para su empresa, una situación presentada en casos particulares.

Administración

Para llevar a cabo un proyecto de cualquier tipo, es fundamental que exista una correcta administración. Esta incluye distintas áreas como los recursos, donde se determinará los elementos necesarios y se asignarán según sean requeridos; los fondos económicos, donde se evaluarán los aportes necesarios para el trabajo y se limitará su uso de acuerdo a las necesidades; o el personal, que va a depender de su requerimiento dentro de la formulación y la ejecución del proyecto.

Datos

Esta maestría está encargada de realizar un análisis riguroso de todos los datos que conforman los proyectos empresariales, ya sean económicos, materiales, estadísticos, tendenciosos, entre otros, lo que le permitirá descubrir si un proyecto será eficaz gracias al manejo de distintos datos referenciales y diagnósticos.

Organización

La organización es una tarea complicada, pero no imposible. De hecho, las empresas son un conglomerado de personas que están organizadas para trabajar en conjunto, envuelto en un gran sistema de trabajo constante. Por ello, los proyectos empresariales requieren de una organización en cuanto a tiempo, espacio, trabajo, empleados, resultados, y otros elementos que permitan tener orden en la ejecución de todo la propuesta y las acciones.

Científicos

Los proyectos científicos tienen otras ambiciones. Están basados en crear, formular y proponer ciertas estrategias o soluciones científicas, que permitan comprobar o demostrar un estudio o avance. En ese sentido, los proyectos científicos están para englobar a aquellos que utilizan la ciencia como campo de proyección, y estos emplean el uso de trabajos argumentales, una formula milagrosa, o cualquier otra opción que sea realizada utilizando los diversos aportes científicos existentes.

Tecnológicos

Muy parecido al anterior, los proyectos tecnológicos están realizados con la finalidad de construir una propuesta en base a la tecnología. Este tipo de proyectos suelen ser muy demandados porque permiten utilizar los beneficios de las nuevas tecnologías junto a la innovación para presentar propuestas novedosas, como la creación de un software especializado, o la construcción de un hardware que permita solucionar una necesidad específica, dos opciones que pueden ejemplificarse cuando las grandes compañías van a lanzar un teléfono inteligente.

Profesionales

Son aquellos proyectos realizados para ejercer diferentes propuestas en el área profesional. Estas propuestas van a depender del tipo de profesión. Por ejemplo, los educadores pueden solicitar una gestión de proyectos para que formulen todo un programa de estudios basado en las necesidades de su clase. Lo mismo es aplicable para los deportistas, o los artistas, según sea el caso y sus requerimientos.

Internacionales

Los proyectos internacionales pueden tener dos vertientes o variables importantes. La primera, es que están dirigidos a la creación de proyectos que tengan como objetivo llegar a públicos internacionales, es decir, el trabajo permitirá tener un contacto directo con individuos y empresas exteriores. El segundo, se debe a la solución de problemas internacionales, y que comúnmente pueden involucrar a los distintos actores de la sociedad según sus países. Un proyecto internacional podría ser la solución del hambre, por ejemplo.

Turísticos

El turismo es una joya para la economía nacional, aunque para algunos países más que para otros. Sin embargo, fortalecer el aparato turístico en base a estrategias que embellezcan sus características, es una de las funciones de esta maestría. Los proyectos turísticos permiten crear estrategias para captar mayores inversionistas, o atraer consumidores y visitantes, quienes suelen dejar aportes económicos importantes en el sitio visitado.

Factibles

Esta variable de la maestría es una de las más demandadas de todas, debido a que sus soluciones son infalibles. Los proyectos factibles son soluciones inequívocas para un problema determinado. Estos son efectuados luego de realizarse un diagnóstico riguroso y detallado sobre las distintas variables que envuelven el problema, incluyendo las consecuencias que puedan significar a corto y largo plazo, para proponer una solución que permita disiparlo sin fallar.

Gerencia

Esta maestría está basada, principalmente, en el cargo que obtiene un gestor de proyectos empresariales. En ese sentido, el profesional en la gerencia utiliza las capacidades de liderazgo y de administración para dirigir, desde el puesto principal de la organización, la realización de un proyecto que permita resolver las necesidades de la empresa, incluyendo la posibilidad de que puedan incrementar su prestigio.

Aeroespaciales

Los proyectos aeroespaciales son fundamentales para áreas como la ciencia, la tecnología, desenvueltas en los ámbitos de la aeronáutica y las misiones espaciales, para realzar propuestas que contribuyan con sus necesidades. En ese sentido, los proyectos aeroespaciales pueden basarse en la construcción de un mapa que determine la distancia de una nave aérea hacia una isla o planeta recóndito, por ejemplo. O en un nivel más cercado, para construir ciertas tecnologías que estén incrustadas dentro de cualquier nave aérea, y que permitan realizar diversas acciones.

Arquitectónicos

Los arquitectos son conocidos por ser buenos gestores de proyectos, ya que suelen construirlos a su forma. De hecho, antes de realizar cualquier construcción, los arquitectos realizan propuestas que se basan en estudios previos de posibilidades y negatividades, según elementos como la tierra, el clima, los cambios de temperatura, además de los estudios en planos que se realizan posteriormente, para determinar cuáles son los materiales más adecuados para cada construcción, así como las consideraciones en la física y la ingeniería que deben ser tomadas en cuenta para que la estructura se mantenga en pie.

Educativos

Los proyectos educativos suelen ser realizados para disipar necesidades académicas, o satisfacer deseos en esa área. Según sea el caso, este tipo de proyectos son efectuados con finalidades bien definidas, como la creación de una plataforma virtual que permita educar a los individuos desde sus casas, por ejemplo. Además, muchos de las realidades a nivel educativo de hoy, fueron alguna vez un proyecto.

Agrícolas

Este tipo de proyectos es sumamente importante porque permiten obtener una mayor producción en los sectores dedicados a la agricultura. En ese sentido, este tipo de proyectos son empleados para solucionar distintos problemas presentes en el sector, como la aparición de plagas, bichos y animales que perjudiquen la producción, proporcionando las acciones a tomar, según sea el caso y lo revelado a través del diagnóstico previo.

Energéticos

En estos tiempos, el ser humano ha utilizado y comprobado una enorme cantidad de fuentes energéticas. Solar, térmica, magmática, eólica, artificial, son unas de las más conocidas entre todas las que existen, y estas son aprovechables para gestionar proyectos energéticos. De hecho, ellas mismas fueron, en su debido momento, un proyecto que nació en base a una necesidad, ya que, en algún momento, las fuentes de energía tradicionales deben ser reemplazadas.

Te interesará: Curso De Auxiliar De Enfermería. Cuánto dura, Donde se puede hacer y Más

¿Cuánto dura una Maestría en Gestión de Proyectos?

Una Maestría en Gestión de Proyectos Empresariales, tiene una duración promedio de 2 a 3 años, dependiendo del programa ofrecido por la universidad y de su planificación, que suele considerar unidades de créditos representadas por materias y cátedras particulares, y por la presentación de tesis o trabajos de grado.

Sin embargo, es posible que en otros campus de estudios las exigencias en cuanto a duración sean extendidas hasta los 4 o 5 años, de acuerdo a las necesidades de la universidad y de la misma maestría, considerando que esta puede variar según el lugar en donde sea impartida, y según las inclinaciones de contenido.

Además, hay que destacar que la variabilidad puede estar sujeta al tipo de Maestría, según su mención o especialización, ya que algunas pueden tomar más tiempo de preparación que otras, debido a las exigencias y características particulares. En ese sentido, una Maestría en Gestión de Proyectos tecnológicos podría tomas más tiempo, que una destacada hacia el área de la educación, porque ambos extremos varían en cuanto a dificultad.

¿Dónde puedo estudiar una Maestría en Gestión de Proyectos?

Venezuela

México

Estados Unidos

España

Importancia de una Maestría en Gestión de Proyectos

Estudiar una Maestría en Gestión de proyectos es una acción fundamental para contribuir con el desarrollo de las distintas áreas del comercio en el mundo, ya que esta contribuye a la formulación, ejecución y solución de una serie de propuestas que permitan solventar los problemas que puedan estar presentando tales áreas. En ese sentido, este programa es sumamente importante porque:

Contribuye con el despegue de las empresas

Muchas veces las empresas suelen quedarse estancadas porque no se formularon bajo un proyecto empresarial sólido. Cuando se constituye una organización, siempre se realiza un trabajo de planificación previo. Sin embargo, son los Magister en el área de proyectos empresariales quienes tienen las herramientas para posicionar a la empresa sobre bases sólidas, para que esta tenga un despegue importante y significativo dentro del mercado, convirtiéndola así en un ente productivo.

Ayuda a incrementar la productividad

La productividad depende de diversos factores que influyen y confabulan para que pueda ser una realidad. Pero también es cierto que, a veces los niveles de producción no están acorde a las exigencias ¡muy común! y este problema está causado por un bajo rendimiento del trabajo humano, además de las acciones y responsabilidades de los trabajadores. Por ello, es importante realizar una gestión de proyectos para promover soluciones que resuelvan tales problemas.

Formula diversos puestos de trabajos

Lo bueno de cualquier estudio, es que permiten crear diversos puestos de trabajos alrededor del mundo. La gestión de proyectos no es la excepción porque estos estarán constituidos por una serie profesionales que se agruparán para dedicarse a la aportación de soluciones, atacando áreas específicas. En ese sentido, las posibilidades de este profesional se incrementan cuando se requieren trabajos en otros ámbitos como la educación, ciencia, tecnología, artes y otros.

Crea soluciones especificas

Los proyectos permiten crean soluciones a distintos conflictos, pero dedicados a fines particulares. Es decir que, si una empresa tiene alguna problemática en cuanto a la producción, los proyectos serán sobre las soluciones para incrementar esa producción. Por ello, es fundamental el análisis y el diagnóstico previo que hacen los Magister, profesionales en estas áreas, para que las respuestas estén lo suficientemente fundamentadas, para que el proyecto no tenga fallas.

Conclusiones

La Maestría en Gestión de Proyectos son programas de estudios de posgrados, efectuados para preparar a profesionales destacados y capaces en el análisis y la propuesta de proyectos que permitan atacar y combatir una problemática particular, convirtiéndose en una profesión ampliamente demandada y aceptada a nivel mundial.

Los profesionales, quienes deben ser licenciados en áreas vinculadas, y que desean continuar sus estudios a través de esta maestría, podrá adquirir todos los conocimientos teóricos y prácticos, además de las herramientas e instrumentaciones para trabajar en cualquier empresa, creando propuestas en proyectos empresariales para solucionar sus problemas.

Por ello, estos profesionales deben estar en plena consciencia de que el estudio y la preparación en el programa requieren un grado de responsabilidad sumamente importante, porque la salud financiera y productiva de cualquier empresa estará en las manos de sus proyectos, los cuáles serán piezas fundamentales para cualquier organización del mundo, una herramienta que sólo podrá obtener cursando la Maestría en Gestión de Proyectos.

También puedes leer: Curso De Galletas Decoradas | Donde Se Puede Hacer, Cuánto Dura Y Más

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here