Enterobacter Aerogenes. Causas, Síntomas, Tratamiento

Las especies de Enterobacter son responsables de causar muchas infecciones nosocomiales y, con menor frecuencia, infecciones adquiridas en la comunidad, incluidas infecciones del tracto urinario (ITU), infecciones respiratorias, infecciones de tejidos blandos, osteomielitis y endocarditis, entre muchas otras.

Este artículo se centrará en el papel del equipo interprofesional en la evaluación y el tratamiento de las infecciones por Enterobacter Aerogenes y en la identificación etiológica de las infecciones por Enterobacter Aerogenes. Te invitamos a quedarte.

Enterobacter Aerogenes ¿Qué es?

Enterobacter es un género perteneciente a la familia de las Enterobacteriaceae que se asocia principalmente con infecciones relacionadas con la atención médica. Actualmente existen 22 especies de Enterobacter.

Sin embargo, no se sabe que todas las especies causen enfermedades humanas. Las especies de Enterobacter son responsables de causar muchas infecciones nosocomiales y, con menor frecuencia, infecciones adquiridas en la comunidad, incluidas infecciones del tracto urinario (ITU), infecciones respiratorias, infecciones de tejidos blandos, osteomielitis y endocarditis, entre muchas otras.

Ciertas especies de esta bacteria pueden formar parte de la microflora del tracto gastrointestinal de los mamíferos, mientras que otras especies de Enterobacter pueden estar presentes en las superficies de la piel humana, el agua, ciertos alimentos, el suelo y las aguas residuales.

A partir de la década de 1970, se reconoció que la especie Enterobacter podría causar infecciones nosocomiales. Según el Sistema Nacional de Vigilancia de Infecciones Nosocomiales, Enterobacter es un patógeno común descubierto en el esputo respiratorio, heridas quirúrgicas y sangre que se encuentra en aislamientos de unidades de cuidados intensivos (UCI).

Aquí puedes leer sobre: ➤ ¿Cómo se pueden prevenir las infecciones de oído en los perros?

Enterobacter se ha vuelto cada vez más resistente a muchos antibióticos previamente eficaces. En 2017, la Organización Mundial de la Salud publicó una lista de bacterias resistentes a los antibióticos en las que las Enterobacteriaceae resistentes a los carbapenémicos (CRE) se encontraban en el grupo de prioridad crítica por la necesidad urgente de desarrollar nuevos antibióticos.

Índice De Contenidos
  1. Enterobacter Aerogenes ¿Qué es?
  • Etiología
  • Epidemiología
  • Historia y física
  • Evaluación
  • Tratamiento / Manejo
    1. Cuarta generación de Enterobacter Aerogenes
    2. Posible tratamiento
    3. Infecciones del torrente sanguíneo
  • Diagnóstico diferencial
  • Pronóstico
  • Complicaciones
  • Disuasión y educación del paciente
  • Mejora de los resultados del equipo de atención médica
  • Etiología

    Enterobacter Aerogenes es un género de bacterias gramnegativas, en forma de bastoncillo, facultativamente anaerobias de la familia Enterobacteriaceae. También se describe como no formadora de esporas, que contiene flagelos, ureasa positiva y fermentadora de lactosa.

    La virulencia de esta bacteria depende de una variedad de factores. Al igual que otros bacilos entéricos gramnegativos, las bacterias utilizan adhesinas para unirse a las células huésped. La presencia de una cápsula de lipopolisacárido (LPS) puede ayudar a las bacterias a evitar la opsonofagocitosis. La cápsula de LPS puede iniciar una cascada de inflamación en la célula huésped y puede conducir a sepsis.

    La presencia de betalactamasas en Enterobacter spp. Es el mecanismo principal de resistencia a los antimicrobianos. Las betalactamasas pueden hidrolizar el anillo betalactámico que se observa en la penicilina y las cefalosporinas. La presencia de esta enzima ha contribuido a un aumento en el número de patógenos Enterobacter resistentes.

    Epidemiología

    Según el Sistema Nacional de Vigilancia de Infecciones Nosocomiales, Enterobacter Aerogenes spp. Fue responsable de aproximadamente del cinco al siete por ciento de las bacteriemias adquiridas en hospitales en los Estados Unidos entre 1976 y 1989.

    Entre los aislados en la UCI, se encontró que Enterobacter Aerogenes fue el tercer patógeno más común en el tracto respiratorio, el cuarto patógeno más común en heridas quirúrgicas y el quinto patógeno más común en el tracto urinario y el torrente sanguíneo.

    El proyecto de Vigilancia y Control de Patógenos de Importancia Epidemiológica (SCOPE) analizó aproximadamente 24,179 casos de infecciones nosocomiales del torrente sanguíneo en hospitales de los Estados Unidos entre 1995 y 2002.

    Entre las infecciones del torrente sanguíneo monomicrobianas, Enterobacter Aerogenes se encontró en el 4,7% de las infecciones en la UCI, pero solo en el 3,1% de las infecciones en las salas fuera de la UCI. Enterobacter spp fue el quinto patógeno más común aislado en la UCI y el octavo patógeno más común aislado en las salas fuera de la UCI.

    Historia y física

    Las infecciones por Enterobacter Aerogenes se asocian con una amplia gama de manifestaciones clínicas. Los síndromes clínicos más comunes son:

    • Bacteriemia
    • Infecciones del tracto respiratorio inferior
    • Infecciones del tracto urinario
    • Infecciones del sitio quirúrgico
    • e infecciones asociadas a dispositivos intravasculares.

    Las infecciones que ocurren con menos frecuencia son meningitis nosocomial, sinusitis y osteomielitis. Las infecciones por Enterobacter Aerogenes pueden tener presentaciones clínicas muy similares a las de otras infecciones bacterianas por bacilos gramnegativos anaerobios facultativos, hasta el punto de que a menudo pueden ser indistinguibles.

    La bacteriemia por Enterobacter Aerogenes se ha estudiado ampliamente. La fiebre es la presentación más común de este síndrome, así como la respuesta inflamatoria sistémica (SRIS), la hipotensión, el shock y la leucocitosis, como se observa en muchas otras presentaciones del torrente sanguíneo.

    La neumonía por Enterobacter Aerogenes comúnmente se presenta con tos, dificultad para respirar y consolidaciones que se encuentran en una radiografía de tórax.

    La infección urinaria por Enterobacter Aerogenes puede presentarse con disuria, frecuencia, urgencia y esterasa leucocitaria positiva o nitritos en el análisis de orina.

    Los factores de riesgo que predisponen a la infección son los siguientes:

    • Uso reciente y prolongado de tratamiento antimicrobiano
    • Estados inmunodeprimidos, particularmente malignidad y diabetes
    • Presencia de dispositivos médicos invasivos
    • Admisión a la UCI
    • Hospitalización reciente o procedimiento invasivo

    Evaluación

    El estándar de oro para diagnosticar infecciones por Enterobacter Aerogenes es la utilización de cultivos. Se recomienda obtener al menos dos conjuntos de hemocultivos, uno aeróbico y otro anaeróbico.

    Enterobacter Aerogenes
    Enterobacter Aerogenes

    Se puede utilizar agar MacConkey para determinar si la muestra está fermentando lactosa.  Además, se pueden realizar pruebas de indol para diferenciar Klebsiella y Enterobacter indol negativo y E. coli indol positivo.

    Enterobacter Aerogenes spp son móviles, en contraste con Klebsiella, que no es móvil.

    Otros estudios de laboratorio importantes incluyen:

    • Tinción de Gram (puede ser útil para la determinación rápida de bacilos gramnegativos antes de que los cultivos estén disponibles)
    • Hemograma completo
    • Panel metabólico completo
    • Análisis de orina con cultivo
    • Las imágenes relevantes de acuerdo con el sistema de órganos particular involucrado pueden ser útiles para guiar el manejo.

    Tratamiento / Manejo

    La resistencia a los antibióticos es un problema creciente con respecto al tratamiento de las infecciones por Enterobacter Aerogenes. Los posibles tratamientos incluyen:

    • carbapenémicos
    • betalactámicos
    • inhibidores de betalactamasa
    • fluoroquinolonas
    • aminoglucósidos
    • y sulfametoxazol / trimetoprima.

    Las cefalosporinas de primera y segunda generación generalmente no son efectivas contra las infecciones por Enterobacter Aerogenes.

    Aunque el tratamiento con cefalosporinas de tercera generación puede ser eficaz en algunas cepas de Enterobacter, el tratamiento con cefalosporinas de tercera generación puede provocar una infección multirresistente.

    Es probable que las cefalosporinas de tercera generación induzcan o seleccionen variantes genéticas de Enterobacter desreprimidas de la betalactamasa AmpC, lo que conduce a la sobreproducción de la enzima y desarrolla resistencia.

    No se recomienda el uso de cefalosporinas de tercera generación en infecciones graves por Enterobacter Aerogenes debido a la mayor probabilidad de resistencia, particularmente en Enterobacter cloacae y Enterobacter aerogenes, dos de las especies de Enterobacter clínicamente más relevantes.

    Otros mecanismos de resistencia incluyen la adición del gen AmpC transferible de plásmidos y una mutación en el represor AmpR.

    Cuarta generación de Enterobacter Aerogenes

    Las cefalosporinas de cuarta generación son relativamente estables entre las betalactamasas AmpC, por lo que se consideran una opción de tratamiento aceptable si no hay betalactamasas de espectro extendido (BLEE). Las enzimas BLEE son capaces de hidrolizar las oxiiminocefalosporinas, lo que puede hacer que las cefalosporinas de tercera y cuarta generación sean ineficaces.

    Se ha demostrado que los carbapenémicos son los tratamientos más potentes para las infecciones por Enterobacter Aerogenes resistentes a múltiples fármacos. Se ha demostrado que meropenem e imipenem son eficaces contra E. cloacae y E. aerogenes.

    Los carbapenémicos generalmente no se vieron afectados por BLEE en el pasado. Sin embargo, la resistencia ha ido en aumento en los últimos años. Los mecanismos a través de los cuales Enterobacter Aerogenes se vuelve resistente a los carbapenémicos involucran múltiples enzimas que están mediadas por plásmidos, lo que conduce a una transferencia horizontal accesible y al desarrollo de una resistencia generalizada.

    Posible tratamiento

    El posible tratamiento para Enterobacter resistente a carbapenémicos (CRE) incluye polimixinas, tigeciclina, fosfomicina y carbapenémicos (utilizados en un régimen de doble carbapenémico).

    Aunque pueda parecer paradójico, el fundamento detrás de un régimen de doble carbapenem es que un carbapenem opera como el medicamento "de sacrificio" debido a su mayor afinidad por la carbapenemasa, de modo que el carbapenem concomitante con menor afinidad puede mantener una concentración más alta.

    Se ha demostrado que una combinación de agentes antimicrobianos es más eficaz que la monoterapia en casos de CRE en los que se observan características clínicas más graves, como choque séptico y enfermedad de progresión rápida.

    Infecciones del torrente sanguíneo

    Con respecto a las infecciones del torrente sanguíneo CRE, se ha encontrado que es eficaz un régimen combinado con una columna vertebral de colistina. Ejemplos de otros medicamentos que se pueden usar con colistina son:

    • carbapenémicos
    • tigeciclina
    • y fosfomicina.

    Sin embargo, la resistencia a la colistina ha aumentado en los últimos años. Se recomienda que los CRE resistentes a la colistina se traten con un régimen combinado que consista en una columna vertebral de tigeciclina o una combinación de dos carbapenémicos diferentes.

    Ejemplos de otros medicamentos que pueden usarse junto con tigeciclina incluyen:

    • colistina
    • fosfomicina
    • y aminoglucósidos.

    Se debe tener precaución en personas con enfermedad renal, ya que los medicamentos como la colistina y los aminoglucósidos pueden causar más daño renal.

    En las UTI CRE en las que los pacientes no son críticos, los aminoglucósidos y la fosfomicina son tratamientos de elección como monoterapia si son susceptibles. No se recomienda la fosfomicina para la pielonefritis debido a la escasa biodisponibilidad oral.

    • ADVERTENCIA: La tigeciclina y la colistina no se recomiendan para CRE UTI debido a la excreción urinaria mínima. Si un paciente con CRE UTI se encuentra en un estado crítico, la terapia combinada de carbapenem, además de colistina o aminoglucósido, es una opción de tratamiento aceptable.

    Una vez que el paciente ha mejorado en el entorno hospitalario, los antibióticos intravenosos se pueden cambiar a antibióticos orales y el tratamiento se puede completar como un régimen ambulatorio con fluoroquinolonas o sulfametoxazol / trimetoprima. Enterobacter exhibe resistencia intrínseca a los macrólidos debido a la resistencia a la baja permeabilidad de la envoltura celular externa.

    El tratamiento de la CRE es muy complejo, con un amplio grado de variabilidad y requiere numerosas combinaciones de medicamentos. Los fármacos experimentales aún se están estudiando ya que persiste la resistencia. La discusión adicional sobre el tratamiento está fuera del alcance de este artículo.

    Diagnóstico diferencial

    Los diagnósticos diferenciales de la infección por Enterobacter incluyen:

    • Sepsis causada por otros bacilos gramnegativos
    • Síndrome de dificultad respiratoria aguda (SDRA)
    • Neumonía por aspiración o neumonitis
    • Neumonía causada por virus u otras bacterias.
    • Derrame pleural paraneumónico
    • Absceso pulmonar
    • Empiema
    • Infecciones del tracto urinario
    • Prostatitis bacteriana
    • Celulitis
    • Osteomielitis

    Pronóstico

    La tasa de mortalidad por infecciones por Enterobacter Aerogenes es generalmente alta. Un estudio realizado por Kang et al. Que analizó las tasas de mortalidad a 30 días en bacteriemia por Enterobacter mostró que de los que recibieron los antibióticos apropiados, el 24,6% murió.

    En aquellos con cepas de Enterobacter Aerogenes resistentes a cefalosporinas, el 34,7% murió. Se han mostrado tasas de mortalidad similares en las infecciones por Enterobacter en las que la neumonía, las infecciones urinarias y las infecciones de tejidos blandos fueron la manifestación clínica primaria.

    Complicaciones

    Todas las infecciones por Enterobacter Aerogenes spp, puede complicarse con sepsis y shock séptico. La neumonía por Enterobacter puede provocar un posible absceso pulmonar, derrame pleural paraneumónico, empiema o SDRA.

    Disuasión y educación del paciente

    Evitar los factores de riesgo cuando sea posible, como dispositivos médicos innecesarios o el uso inadecuado de antibióticos, puede ayudar a prevenir la colonización o el empeoramiento de las infecciones por Enterobacter Aerogenes.

    Mejora de los resultados del equipo de atención médica

    Las infecciones por Enterobacter Aerogenes son infecciones graves con una alta tasa de mortalidad, incluso con el tratamiento adecuado. El equipo interprofesional puede estar formado por expertos en enfermedades infecciosas, microbiólogos, farmacéuticos, enfermeras y fisioterapeutas.

    Los expertos en enfermedades infecciosas pueden ayudar a determinar el manejo apropiado y la necesidad de catéteres o dispositivos médicos invasivos. Es posible que los microbiólogos necesiten realizar pruebas especializadas.

    También te puede interesar leer sobre: Cómo Se Clasifican Las Bacterias. Métodos Y Formas De Clasificación

    Los farmacéuticos pueden estar familiarizados con el antibiograma de la comunidad y también ayudar al equipo de atención médica en el enfoque del tratamiento.

    Las enfermeras pueden fomentar protocolos estrictos de control de infecciones y estar al tanto de los efectos secundarios de los medicamentos para informar al resto del equipo de atención médica.

    Dado que muchos pacientes afectados por Enterobacter Las infecciones son débiles y postradas en cama, los fisioterapeutas también pueden ser útiles en su cuidado.

    ►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER...

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Y en algunos artículos, para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias según el análisis de tu navegación. Pero solo es para seguir ofreciéndote contenido de calidad en el blog de manera totalmente gratuita. Puedes informarte más profundamente sobre qué cookies estoy utilizando y desactivarlas si quieres (algo que agradecería que no hicieras) Más información