Como Activar La Circulacion De Los Pies Diabeticos

La circulación sanguínea en los pies de las personas diabéticas es un factor clave para mantener la salud de esas extremidades. La circulación deficiente en las piernas puede provocar varios problemas, como el daño a los tejidos, úlceras en la piel, infecciones y la necesidad de amputación. Por eso es sumamente importante prestar atención a esta condición y tomar todas las medidas necesarias para mejorarla.

A continuación, te presentamos algunas acciones que debes tomar para activar y mantener una buena circulación en las piernas si eres diabético:

  • Controla tu nivel de glucosa en la sangre. Si los niveles están altos, el flujo sanguíneo se reduce y esto dificulta la llegada de oxígeno a los tejidos de tus pies. Es recomendable mantener este nivel bajo control para evitar cualquier complicación relacionada con la circulación.
  • Realiza ejercicio físico. La American Diabetes Association recomienda realizar al menos 30 minutos de actividad física diaria para mejorar la circulación y evitar daños en los pies. Se recomienda caminar, trotar, nadar, andar en bicicleta, entre otras.
  • Mantén una postura correcta. Cuando permanezcas sentado, levanta la pierna apoya las plantas de los pies en algo para que queden a la misma altura que tus rodillas.
  • Utiliza medias o calcetines de compresión. Estas prendas ayudan a incrementar la circulación en las piernas a través de la compresión. Hay distintos grados de compresión, por lo que debes usar aquel que recomiende el médico.
  • Masajea tus pies. Una forma de estimular la circulación es a partir del masaje. Estos debes realizarlos con suavidad y movimientos circulares para evitar que se produzcan lesiones.
  • Utiliza la hidroterapia. Esta consiste en colocarse los pies cada noche durante unos minutos en agua templada o fría para mejorar la circulación. Es recomendable alternar los diferentes tipos de temperatura.

Es importante tener en cuenta estos consejos para lograr una mejora en la circulación y prevenir futuros daños en los pies. De igual forma, es recomendable consultar a un experto para recibir un tratamiento adecuado.

Índice De Contenidos
  1. Recomendaciones
  2. Mejorar la Circulación ? en Diabetes
  3. 3 ejercicios para mejorar tu circulación y te los muestro en 1 minutó
  4. Conclusión

Recomendaciones

  1. Prepara el baño: llena una tina con agua caliente (no demasiado caliente). Puedes añadir sales de Epsom, extracto de almendra dulce o aceite esencial para mejorar la experiencia y agregar propiedades medicinales.
  2. Ponte cómodo: siéntate en una silla con respaldo alto y acuéstate en el agua caliente. Si estás sintiendo dolor en los tobillos o pies, pon un cojín debajo de ellos para evitar que el agua presione directamente en tu piel.
  3. Movimiento: realiza movimientos suaves con tus pies para que el agua y los componentes sean distribuidos por toda la zona afectada. Realiza movimientos circular para mejorar la circulación.
  4. Masaje: usa un gel especialmente diseñado para personas diabéticas o cualquier otro tipo de masaje para darte un descanso profundo y relajante.
  5. Reposo: relájate por 10-15 minutos para relajar tus músculos.
  6. Luego de relajarte, sal del baño y seca tus pies con una toalla limpia y suave.
  7. Finalmente, ponte alguna loción hidratante para que tu piel no se reseque.

Mejorar la Circulación ? en Diabetes

3 ejercicios para mejorar tu circulación y te los muestro en 1 minutó

Conclusión

Para activar la circulación de los pies diabéticos es imprescindible realizar una serie de pasos. Primero, debe efectuarse una revisión médica para identificar cualquier problema de salud subyacente que pueda estar contribuyendo al deterioro de la circulación. También es recomendable realizar un examen físico detallado para verificar el estado de los pies con un podólogo o profesional de la salud calificado. Una vez que se detecten y traten los problemas subyacentes, es posible implementar un habitual plan de cuidado personal para lograr una mejora en la circulación. Esto incluye:

1. Limpieza diaria. Los pies deben mantenerse limpios y secos para prevenir la acumulación de bacterias. Esto ayuda a reducir el riesgo de infección y, por lo tanto, promueve el flujo sanguíneo normal.

2. Movilidad. La actividad física regular ayudará a mejorar la circulación en los pies diabéticos. Las recomendaciones incluyen caminar, andar en bicicleta y nadar, entre otras.

3. Cuidados de los pies. El uso de cremas humectantes para mantener la piel hidratada y evitar la descamación, así como el desprendimiento del resto de la epidermis.

4. Usar calzado adecuado. Es importante utilizar zapatos cómodos con suelas de buena calidad y sin puntas apuntadas para llevar la presión lejos de los pies.

5. Descanse. Asegúrese de que sus pies descansen al menos 8 horas al día para poder minimizar la posibilidad de lesiones.

En conclusión, la activación de la circulación de los pies diabéticos requiere el cumplimiento de una serie de pasos: revisión médica, cuidado personal, movilidad, uso de calzado adecuado y descanso. Al mantener estas recomendaciones, se puede lograr mejoras significativas en la circulación en los pies diabéticos.

►TAMBIÉN DEBERÍAS LEER...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Utilizo cookies propias, de análisis y de terceros para mejorar la experiencia de navegación por mi web. Más información